Niñas malas

Posted on

Audrey Hepburn y Shirley Maclaine en "The Children's Hour"

“The Childrens’s Hour”, “La hora de las niñas”,retitulada “La Calumnia” en España, es un peliculón. Rodada en 1961 por William Wyler, contó con un reparto de lujo: Shirley Maclaine, Audrey Hepburn, James Gardner, Verónica Cartwright y Miriam Hopkins, que había interpretado un papel en una primera versión de la película.

“La Hora de las Niñas” es el guión cinematográfico de la obra teatral del mismo título de la escritora norteamericana progresista Lillian Hellman. Fue estrenada en noviembre de 1934 en el teatro Maxime Elliot de Broadway, y se retiró de escena en julio de 1936, 19 meses después.

Ese año, el propio William Wyler rodó “These Three”, inspirada en “La Hora de las Niñas”, con guión de Hellman. La autora no apareció en los créditos, ni tampoco referencia alguna a la obra original. La razón era la rigidez moral del código de censura cinematográfica vigente en los Estados Unidos: el tema de “La Hora de las Niñas” es la homosexualidad femenina y el daño que los prejuicios y las calumnias pueden causar en personas afectadas por lo que hoy se proclama como derecho y orgullo inalienable. “These Three” convirtió el conflicto lésbico en un  melodramático triángulo amoroso, y la mano fue la de su autora, es de suponer que necesitada de liquidez.

La película de 1961 desarrollaba el tema del lesbianismo y de la intolerancia de la sociedad llamémosle conservadora yanqui de los años 50. Hellman reivindicó que el conflicto de su dramaturgia no era la sexualidad de sus protagonistas sino el poder de clase, que es lo que las convierte en víctimas.

Dicho todo esto resulta no sé si significativo o simplemente curioso que yo haya podido ver “La Hora de las Niñas” en Televalencia 8, una cadena local que los progres del lugar calificarían sin cortarse un pelo de facha. A lo largo del año deportivo, cada noche a la hora de la cena, el director de Televalencia8, el periodista Julio Insa, despacha durante horas arengas valencianistas (del Valencia CF) que deben de tener su audiencia. Pero ahora que hay poco que decir de fútbol y que el señor Insa debe estar de vacaciones, están poniendo unos peliculones de tomo y lomo.

Fantástica paradoja, ¿no?

He aquí otras paradojas. Por ejemplo, viendo estas maravillosas películas de los progres yanquis de los años 60 uno no puede dejar de admirarse de la basura que los progres de hoy realizan en el cine. Corrijo, no es basura, porque la basura son desechos y las producciones supuestamente progres de hoy, como la reseñada en la anterior entrada o, por ejemplo, “El jardinero Infiel”, también reseñada en esta bitácora, son piezas de precisión melodramática, pero ausentes de moral, de filosofía, incluso de lógica.

Se diría que los izquierdistas de los años 30 y los que consiguieron escapar a la hoguera macartista en los 60 tenían más casta que los de hoy. Si vale esta reflexión para los Estados Unidos de Norteamérica, no es menos oportuna en España. Hay películas rodadas durante la República y también otras que se hicieron durante el franquismo (no siempre por izquierdistas) que resultan infinitamente más valiosas que los churros ideológicos que se ruedan hoy.

Lillian Hellman fue la quintaesencia del progresismo occidental del siglo XX. Siento un afecto especial por ella, a pesar de que fue sectaria y manipuladora en grado extremo. Sus libros “An Unfinished Woman” y “Pentimento”, supuestamente autobiográficos, fueron los primeros que leí  de cabo a rabo en inglés en mi juventud. En 1977 Fred Zinneman realizó la película “Julia”, inspirada en “Pentimento”, y se desató un escándalo en su país, porque una intelectual neoyorquina denunció que la historia de Julia era la suya propia, y que la Hellman se la había robado. Se demostró que tenía razón.

Mary Mccarthy, la escritora norteamericana también progre pero antiestalinista, soltó en un magazine de la televisión pública que cada palabra que la Hellman escribía era una mentira, incluidas las conjunciones y los artículos. Lillian Hellman le puso una denuncia reclamando dos millones y medio de dólares por difamación. Y eso fue su ruina, no económica, sino moral. Para defenderse, Mary McCarthy tuvo que rebuscar las mentiras de la Hellman en sus autobiografías, y la dejó en evidencia. Fue un esfuerzo baldío, porque las dos murieron pronto.

Lillian Hellman se dio a conocer gracias al afecto y a la ayuda de un escritor de fuste, Dashiel Hammett, con quien convivió hasta la muerte de éste, precisamente el año en que se filmó “La Hora de las Niñas”. Dashiel Hammett, que al concer a Hellman se encontraba sumido en el alcoholismo, fue comunista y se movió en los círculos intelectuales de la generación perdida de Hemingway, dos Passos, y otros autores famosos. Durante las citaciones ante el Comité de Actividades Antinorteamericanas del furioso McCarthy (nada que ver con la escritora trotskista), Lillian Hellman largó un discurso moral asegurando que no iba a denunciar a ningún amigo o compañero de profesión, aunque se quedara sin trabajo. Fue nominada heroína para la historia del progresismo.

Ahora viene la paradoja. Lillian Hellman atacó en los años 30 a aquellos que denunciaron las purgas de Stalin, condenó a Trotski y al trotskismo, se opuso a la entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial (en defensa del pacto nazi-soviético) y fulminó a aquellos de sus amigos que calificaron al estalinismo de dictadura.Cuando apareció “El Archipiélago GULAG” de Aleksandr Solzhenitsyn, acusó de perverso al editor norteamericano.

William Wright, que escribió “Lillian Hellman, la imagen, la mujer”, fue desmontando uno a uno bastantes mitos sobre sí misma creados por la escritora, pero admitió que “los fraudes de tantas de sus obras de no ficción no menoscaban sus logros literarios.”

Mirados esos hombres y mujeres en retrospectiva, los artistas de la trampa del siglo XX pueden parecer unos fuleros. Pero si los comparamos con los creadores que se dicen progresistas hoy, músicos, cantantes, cineastas, escritores, dramaturgos, son verdaderos gigantes al lado de ratones.

¡Y que tengamos que ver las mejores películas en los canales fachas…!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s