Responsabilidad o culpa

Posted on

Su arma secreta

Es lamentable la reacción de muchos políticos a las ocupaciones de las plazas por los jóvenes. Días antes de las elecciones todo eran menciones a la irritación juvenil, a su desencanto, a su rebeldía, al derecho que tenían de manifestarse, a lo solidarios que se sentían con ellos. Ahora es como si no existieran, porque por fin se han convertido en lo que pretendían al instalar sus tiendas y sus cartones, ser moscas genitales.

Se da por supuesto equivocadamente que los indignados pertenecen al espectro de la izquierda. Justifico el adverbio no en la idea de que los jóvenes se digan apolíticos, sino en la nebulosa ideológica que domina nuestro mundo: izquierda y derecha no se definen ni por sus programas ni por sus actuaciones de gobierno, sino por las etiquetas arbitrarias. Unas, autoimpuestas (en el caso de la “izquierda”), otras pegadas con engrudo por diversos agentes, en especial por los agentes del enemigo; la “derecha” no quiere ser identificada así y la “izquierda” explota esta vergüenza. Son indistintos porque, al actuar políticamente, unos y otros emplean el mismo programa, no se diferencian en absoluto en sus prácticas, se deben a idénticos intereses incontestables, favorecen a los poderes no fácticos pero superfuertes.

Entre la opinión pública todavía domina esta creencia: la “izquierda” es la depositaria monopolística de la virtud y la razón política. De donde se deduce su legitimidad para mantener a la “derecha” alejada del poder. Esta falacia cada vez se sostiene menos. Y no por su fragilidad intelectual, sino porque los propios encargados de mantener y alimentar la falsedad la desmienten con sus palabras además de con sus actos.

Lo corrosivo en una sociedad estable como la nuestra es la hipocresía política. Por encima de todo, es lo que irrita más a los jóvenes de las plazas. En sus acampadas están señalando con el dedo a todos aquellos que les engañan y que pretenden hacerse pasar por protectores o solidarios suyos. Y los aludidos, ignoran el aviso con una indiferencia suicida.

Repásense los discursos de los dirigentes socialistas durante el Comité Federal del sábado 28 de mayo.

La responsabilidad dejó de existir hace lustros. La culpa, que es un valor religioso (proyectado hacia lo procesal), la sustituyó un tiempo. Pero ahora, ni responsables ni culpables. Así se ha educado a toda una generación. De modo que no debe extrañar a nadie que los políticos españoles no quieran admitir ni responsabilidad ni culpa. En especial los que gobiernan o han gobernado. Esta actitud era tan irresponsable que al final el señor Rodríguez Zapatero ha acabado echándose sobre sí la responsabilidad de la derrota electoral de su partido. Claro que esto es una forma de transformar la responsabilidad en culpa. Con una ventaja, a los culpables se les suele castigar, salvo si son políticos, y todavía menos si son jefes. Al jefe ni se le toca. ¡Y a esto se le llama democracia avanzada!  ¿Es de extrañar la indignación que llena las plazas?

Demos paso a las citas. El señor Pérez Rubalcaba aludía ayer a los que habéis perdido las elecciones con una buena gestión. Es posible que se haya dado este caso aquí y allá. Pero el resto, casi todos han perdido las elecciones por su mala gestión, ¿o es que los electores son completamente imbéciles? Da a impresión de que los políticos están convencidos de ello.

Otra cita del mismo: Tenemos que entrar en el corazón de los españoles y modernizar el Estado del bienestar, y para modernizar la casa, lo mejor es que llamen al arquitecto que la diseñó. Que le digan eso a un parado (y ya van casi cinco millones) o a un joven becario lo menos que levanta es indignación.

Acabar con la hipocresía de una casta política es muy difícil, porque supone llevarse por delante a esa casta y sustituirla por otra que tarde unas décadas en volverse cínica e hipócrita.

Este destino lo ignoran los indignados, por razones de edad. Pero no está mal que reclamen.Y los que no ocupamos las plazas, también.

¿Qué tendrá que pasar para que empiecen a tenernos en cuenta?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s