¿Qué tiene Berlusconi que no hayan tenido otros?

Posted on Actualizado enn

Satírica representazzione de Filippo Panseci

François Miterrand ha dejado una  fama de mujeriego-grandeur, de jefe tirano y de político sin escrúpulos. Pero era socialista y se hacía pasar por un caballero.

John F. Kennedy constituyó un peligro para los servicios de inteligencia que debían salvarle la cara por su afición a las faldas. Abrió las puertas de la guerra de Vietnam con su secuela de muertos, y no parece que los escrúpulos morales fueran un bastión para él. Pero era guapo y le pegaron un tiro demasiado oportuno.

Si nos esforzáramos en repasar la lista de los políticos del siglo XX que han gobernado democracias y que han llevado una discreta vida de crápulas, llenaríamos unos folios.

Sin embargo, Berlusconi resulta ser el peor. ¿Es posible esto, ser el peor o se trata simplemente de que es el último pillado infraganti, de derechas, y además un chuleta descarado, en una sociedad con unos usos mediáticos bastante más proclives al escándalo que los de hace 30 años?

Informan los media de que “varios cientos de personas se concentraron hoy en las inmediaciones de la residencia del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, en Arcore (norte de Italia) para protestar por el escándalo del caso Ruby y pedir su dimisión.”

” También ayer miles de italianos salieron a la calle para pedir la dimisión de Silvio Berlusconi, con actos en Milán y Florencia. En la capital lombarda, la asociación Libertad y Justicia reunió a más de 9.000 personas en un acto en el que intervinieron numerosos intelectuales y personalidades de la vida pública italiana, entre ellos los escritores Umberto Eco y Roberto Saviano o los periodistas Gad Lerner y Concita de Gregorio.”

Un amigo sentencioso ve el asunto con serenidad clásica: “¿Por qué se quejan esos intelectualillos, si viven en una de las sociedades más alegres y eficaces de Europa? Los italianos son tan capaces, que pueden funcionar sin gobierno.”

Esto no es una excepción. A los belgas les pasa lo mismo. Y en España sobrevivimos con un gobierno hecho de antimateria, casi cinco millones de parados, una juventud sin expectativas y una ancianidad de tres al cuarto.

Los intelectuales italianos han sido capaces de reunir a 9.000 de los 60 millones largos de habitantes censados, para oponerse a las chulerías de su presidente. A mí esta cifra me parece un hecho todavía más vergonzoso que los desvaríos de Il Cavaliere.

No es la democracia lo que está enfermo. Los políticos se comportan como siempre. Quienes viven en la luna son los sostenedores de unos valores democráticos ilusorios, los fundamentalistas democráticos. Para rectificar las tropelías de los gobernantes se necesita algo más que poder de convocatoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s