Revuelto de setas y ajetes

Posted on Actualizado enn

Alejado de la realidad socio-político-económica, navegando a la deriva en el suave mar de la ficción, recurro a l’Inspecteur Magritte para informarme. Magritte es mi agente infiltrado en el mundo real, mientras yo me complazco en la fantasía, de la que apenas salgo para comprar el pan y ejercitarme físicamente, porque dentro de un mes voy a recorrer una parte del Camino de Santiago.

Magritte me cuenta cosas escalofriantes.

¿Existe Dios?

Al parecer el científico Stephen Hawkins (un amigo ajeno al mundo intelectual me lo describió un día como “ese tío que está hecho polvo”) acaba de publicar un libro en el que afirma que Dios no creó al mundo porque el mundo no Le necesita. O lo que es lo mismo, Dios no existe.

Magritte me dice que el Papa de los Católicos está a punto de visitar las islas Británicas, y que la coincidencia de estos dos hechos no puede ser casual.

Me parece una sospecha fundamentada. ¿Cuántas veces ha sido Dios, directamente Él, titular en los medios?

¿Qué importancia tiene que alguien afirme o niegue la existencia de Dios?

Se trata de una vieja polémica que sólo interesa a los teólogos, a los ateos militantes y a los que se complacen en la duda. ¿Viviríamos mejor si Dios existiera o si fuera una invención?

Creo que ni a los que aman la ciencia de corazón ni a los creyentes de corazón se les da un ardite esta polémica.

A mí me parece aceptable que exista Dios y haya creado el mundo. Y lo contrario, también. Jesús, que debió ser una persona inteligente y comprensiva, lo resolvió diciendo que a Dios lo que era de Dios y al César lo que era del César. ¿Vamos a volver a las guerras de religión? ¿No eran los musulmanes los únicos fanáticos?

Me temo que a Dios las opiniones de Hawkins y de sus valedores y fieles beatos le deben producir una burlona sonrisa.

Dos películas

Además de leer a la fresca, voy al cine. Acabo de ver la última de Woody Allen, a sugerencia de Magritte. El viejo judío nos seduce porque se mantiene en sus trece desde que empezó. Todas sus películas tratan sobre lo mismo, y más o menos de la misma forma. Y sin embargo, resultan encantadoras. (Quizá por vía de la paradoja, porque la mayoría de las películas que se producen aquende y allende son bodrios o fantasías monstruosas)

Mr Allen es un fenómeno del cine. Como en su país cada vez le consideran menos, ahora recorre Europa en busca de productores. Y en España ha encontrado algunos, por cierto, catalanes.

Es curioso que sus historias, tan previsibles, tan semejantes, sean igual de convincentes en Nueva York, en Barcelona o en Londres. En otras palabras, Mr Allen no es el cineasta de NY. Eso es un mito que él mismo ha fabricado, con gran sagacidad.

Hubo una etapa de mi vida en la que me identificaba con los personajes de Mr Allen. Nos pasaba a muchos. Y sigue pasando. De ahí el éxito ininterrumpido del cineasta.

Pero ahora ya no me identifico casi nada. He evolucionado. O cambiado. Los personajes de Mr Allen son hombres y mujeres educados, incluso sofisticados, de buena presencia y situación económica estable, y que se conducen como juguetes del ciego destino, y se bambolean  entre el bien y el mal sin hacerse mucho daño. Mr Allen nos dice que la vida carece de sentido, y que lo mejor es aceptarlo. Este es su mensaje persistente.

Yo, sin embargo, ahora creo que la vida sí tiene sentido. Me abstengo de enunciar cual. Sostener que la vida es un sinsentido es lo mismo que acercarse a una playa y decir que el mar es una inmensidad de agua inabarcable. Es una vaguedad. Los secretos de la existencia y de la naturaleza tiene que argumentarlos y explicarlos el ser humano con su trabajo, no renunciando a la razón. El sentido de la vida lo encuentra cada individuo tras notable esfuerzo, y por lo general coincide con el de muchas personas. El sentido de la vida es compartido. Pero compartir el sinsentido de la vida no es tan divertido como las películas de Mr Allen. Es mucho más dramático. La historia de la creación literaria está llena de héroes y de antihéroes que se enfrentaron a su destino o se dejaron arrebatar por él, pagando un alto precio. Mr Allen argumenta que sus películas son comedias. La diferencia entre la comedia actual y la clásica es que la nuestra representa un mundo sin valores, donde tener principios es sinónimo de estupidez o de hipocresía.

La otra película es una llamada Lope. Las fotografías que he visto y las promos que he escuchado en la radio me han hecho aborrecerla, aunque es muy posible que esté bien realizada. Pero mi Lope es el español, ese que era “procurador fiscal de la Cámara Apostólica y familiar del Santo Oficio de la Inquisición”, algo que ni en su tiempo era ni en el nuestro es algo vergonzoso, sino una circunstancia histórica y nacional.

Temo que ese Lope que se proyecta en la pantallas es yanqui, hollywoodiense. ¡Qué necedad!

Atrevido Asunción

El último informe de l’Inspecteur Magritte concierte a un político retirado que, cual Quijote, ha tomado la adarga antigua y la lanza del astillero, y se apresta a cabalgar. Antonio Asunción quiere ser candidato a la Generalitat Valenciana. Y está predicando anatemas. Igonoro si Asunción es un submarino o un crucero artillado, si es juguete de alguien o de sí mismo, si tiene posibilidadades o no. Me da igual.

Asunción ha dicho que si ganara, intentaría entenderse con la oposición, y que si perdiera como candidato, intentaría entenderse con el gobierno. Ha tenido al desfachatez de defender a los emprendedores. Y está haciendo trizas todos los topicazos políticos forjados por el PSOE y el PP.

¡Salud, Asunción! Y que la suerte te acompañe.

Anuncios

2 comentarios sobre “Revuelto de setas y ajetes

    Peter escribió:
    03/09/2010 en 20:47

    Dios es sólo una idea del hombre,
    tan grande como se quiera o tan pequeña como se desee, si es que uno puede desear y conseguir librarse de tal idea o imagen; Woody Allen me sigue haciendo reir, de cuando en vez, y lo del yanky Lope y Asunción; no sabe/no contesta.

    Salud amigo

    Txemacan escribió:
    05/09/2010 en 20:24

    Ayer vi “Si la cosa funciona”,…y me aburrí un poco,..lo más interesante los paseos por manhattan,…mientras conversaba el químico aspirante a aspirante del Nóbel,…Allen siempre me ha gustado,..pero esta vez,…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s