Una tarde en Las Atarazanas de Valencia

Posted on Actualizado enn

La comitiva, ante una de las esculturas.
La comitiva, ante una de las esculturas.

Hemos conseguido inaugurar Yuxtaposición Hostil, una exposición de esculturas monumentales de Víktor Ferrando, en Las Reales Atarazanas de Valencia. No ha habido bajas, y el éxito ha sido notable. Estoy contento. He aprendido mucho y he observado desde dentro el laberinto del arte, con la ventaja de conocer los atajos y los secretos para salir de él indemne.

El creador manifstándose ante los notables
El creador manifestándose ante los notables

Víktor Ferrando cambió la C de su nombre por una K. Así empezó todo. Desde que nació se ha resistido Víktor a los convencionalismos. Para empezar, estuvo a punto de morirse cuando era un bebé. Luego fue un mal estudiante. Después, cultivó la imagen de inadaptado. Recorrió medio mundo. Aprendió artes marciales, y la disciplina inherente a esta práctica redujo su carácter levantisco. Luego regresó a su patria chica, Calpe, y descubrió que pelearse con el metal, maza y soplete en mano, era algo que le producía una satisfacción desconocida hasta entonces. Gracias a la prosperidad de su familia, se ha podido dedicar en cuerpo y alma a la escultura monumental, en su taller de Benissa, apartado de los convencionalismos, de las intrigas y de las contrariedades inopinadas del mundo corriente y moliente. Recluido en su acogedor castillo, Víktor ha ido forjando primero monstruos de tebeo fantástico, luego puertas ciclópeas y finalmente ejércitos minimalistas.

Atravesados los años tormentosos de su juventud, Víktor es hoy una persona de gran cortesía, que escucha con interés a quienes le hablan, y sobre todo a quienes le transmiten información y enseñanza. Contrasta esta afabilidad con la apariencia de sus obras. A Víktor, el mundo real le importa un comino. Esto tiene sus desventajas, pero le permite vivir intensamente en su mundo interior y esculpirlo a martillazos. Su mundo es el de los titanes, las leyendas, la mitología. Se mantiene al margen de las intrigas de la existencia cotidiana, pero no las desconoce. Está atento como un avezado perro guardián, que distingue al viajero que pasa del malevo que acecha. Y mientras tanto, crea. Sin cesar. Sin descanso.

El Espejo de Arquímedes, antes de la inauguración
El Espejo de Arquímedes, antes de la inauguración

Conozco a varios artistas consagrados a su trabajo (ninguno de ellos famoso), y todos tienen en común su dedicación monástica. Los monjes, cuando salen del cenobio para un trámite mundano, van siempre acompañados, nunca solos. Es preciso que sea así, para salvaguardar su integridad, inabordable en el monasterio, pero desprotegida fuera de él.

La vulnerabilidad del artista ante el mundo es su punto flaco. Curiosamente, Víktor posee una intuición aceradísima, y una fuerza física evidente y temible (es cinturón negro de Taekwondo, tercer dan). Tampoco le tiene miedo al terreno resbaladizo de la celebridad. Lo ansía con una voluntad de Aquiles, César o Aníbal. Aunque lo adivina, cuando acceda a ella, se percatará con todas sus consecuencias de que la fortaleza moral de sus héroes no se corresponde con las condiciones de la existencia real y contemporánea. Pero esto pertenece al porvenir, y el porvenir no existe, según dicen los terapeutas de la conciencia.

El titán peleándose con su propio ejército
El titán peleándose con su propio ejército

He trabajado con Víktor en los últimos meses. Hemos pasado juntos muchas y cruciales horas, hemos vivido avatares llenos de lecciones morales y profesionales. He conocido y admirado a su equipo, que son un grupo de trabajadores de diversos oficios y de diversas procedencias continentales, empleados en los negocios del padre de Víktor. En contacto con ellos he podido comprender por qué los negocios de don Manuel Ferrando se mantienen sólidos en esta época de crisis y conflictos: el secreto de toda empresa está en la calidad de sus directivos y de sus empleados, y los de Manuel Ferrando con inigualables. Me refiero a Juanjo, a Vicente, Germán y Jose, y a Santiago Ferrando, el hermano pequeño de Víktor, que en lugar de ser un pollo pera a sus 18 años, es capaz de coger un soplete o de arrastrar un cacho de vía de cien kilos de peso. Y en intendencia, Natacha, la novia del artista, que vigilaba desde su ordenador todas las maniobras.

Las horas finales de Yuxtaposición Hostil han sido la lección final, sutil, más incisiva. Se han sucedido las contrariedades (las normales, ninguna cosa excepcional), han chirriado algunas bielas, hemos pasado un calor de narices en la nave, y hemos llegado casi intactos al estreno, a la inauguración, a esa representación nada banal, gloriosa e incómoda a la vez a la que acuden políticos, personajes importantes de las artes, intelectuales y amigos.

Vik y Fer ante la ferralla dadaísta, preplejos
Vik y Fer ante la ferralla dadaísta, preplejos

Debo decir que de estas cuatro categorías, la más decepcionante ha sido la de los intelectuales, la mayoría sin cargo en plaza, avecillas carroñeras, minusválidos versátiles. Y como en todo hay excepciones, he de hacerla notar. Excluyo de esta nómina de lo mediocre a Ricardo Bellveser, un hombre noble, que ha ayudado a Víktor de muchas y diversas maneras. También se escapa algún otro (por ejemplo, Eusebio López, el diseñador del estupendo cartel), sin el renombre del aludido, que he querido salvar para evitar malévolas insinuaciones de las avecillas.

Adjunto una de las informaciones que enviamos a la prensa, para que quienes no saben nada de Víktor Ferrando (la mayoría de los mortales) conozcan un poco de él.

DSC02917

LA EXPOSICIÓN DEL VERANO SE INAUGURA EL MIÉRCOLES 15 DE JULIO

Yuxtaposición Hostil

20 toneladas de hierro en Las Atarazanas de Valencia

Víktor Ferrando, creador nacido y residente en Calpe, ha traído a Las Atarazanas de Valencia más de veinte toneladas de acero reciclado ferroviario. Son 12 esculturas ciclópeas, seis de las cuales constituyen el motivo de la muestra: Yuxtaposición Hostil.

Se inaugura el próximo miércoles, día 15, organizada por el Ayuntamiento de Valencia y patrocinada por la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana. Las piezas representan una antología del trabajo de Víktor Ferrando, que se inició en el arte de la forja hace seis años, y ha desarrollado su instinto creador de manera autodidacta.

La primera parte de la exposición exhibe sus primeras piezas, figuraciones surrealistas y oníricas, inspiradas en el mundo de la ciencia ficción y el cómic. La segunda, responde a una estética conceptual y minimalista, iniciada con Existencia Coaxial, pieza de tres metros de alto y ancho, construida con cubos retráctiles de acero. De ella surgió la idea de formar un ejército llamado Yuxtaposición Hostil, compuesto de momento de seis piezas, que en el año 2011 Ferrando completará hasta el medio centenar.

El material de las esculturas de Víktor Ferrando es acero ferroviario, material reciclado de vías y convoyes adquirido a la Renfe y a FGV, compuesto de un metal especialmente resistente y cargado de una gran energía, que Ferrando asegura haber mantenido en sus obras, que constituyen una antena energética de características terapéuticas.

Víktor Ferrando no quiere aparecer como artista. “Que sea la gente que visita la exposición quien juzgue la personalidad del autor de las esculturas. Puede ser un herrero o cualquier persona animada por una sensibilidad estética. No tengo interés en que se clasifique a las personas por oficios. Esta obra la ha hecho un ser humano, y con eso basta… Podría haberla hecho a lo mejor un guerrero.”

“Yo me inicié en la creación escultórica practicando con el hierro, y sometido a la disciplina de un maestro herrero, al que le debo todo lo que sé de este oficio. Si uno va a los inicios de la civilización, se encuentra en seguida con los herreros. Ellos fabricaban utensilios para la guerra, pero también para la paz del hogar.”

El músico Luis Ivars ha compuesto el tema de fondo que se escuchará en la exposición, recreando de un modo armónico los sonidos de una forja y los propios de una estructura ferroviaria.

Víktor Ferrando ha participado con sus esculturas en eventos públicos, como el Festival de Cine de Sitges, la Ciudad de la Luz de Alicante y diversos eventos deportivos. En 2005 realizó su monumental pieza Elogio al Progreso (Homenaje a Miguel Hernández), para el Campeonato del Mundo de Vela Match Race. Esta escultura se encuentra desde entonces en una rotonda de la ciudad de Calpe.

Así mismo, ha expuesto en la Lonja de Alicante, en el Museo de Cáceres y ha participado en la Trienal de Arte de Praga 2008.

La última intervención de Víktor Ferrando ha sido la cesión de Existencia Coaxial al club Náutico de Valencia, con motivo del Trofeo Reina Sofía, el primer fin de semana de julio de este año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s