Pensamiento pétreo

Posted on Actualizado enn

Cabeza

He aquí una cabeza pensante. Una alegoría, porque la cabeza es de cerámica. Es decir, no puede pensar, no es una cabeza, sino la representación de una cabeza.

La Humanidad está llena de cabezas pensantes como la de la fotografía. Lo chusco es que pertenecen a cuerpos humanos reales, y sin embargo, no piensan o piensan tan mal que es igual que si no pensaran.

He escuchado algunos comentarios radiofónicos en torno al golpe de Estado en Honduras. Tengo la impresión de que los que los hacían sabían de Honduras tanto como yo, que su capital es Tegucigalpa, y pare de contar. Pero, al ser contertulios pagados al efecto, se ven obligados a soltar opiniones más o menos contundentes.

Opiniones que no tienen en cuenta el sentido común y la lógica, sino la especulación y el delirio.

Valorar lo que significa ese golpe precisa de un conocimiento extenso sobre Honduras, su entorno geográfico y político y la estrategia del gobierno de Chaves, que parece ser domina la política hispanoamericana hoy. Meter en la misma cesta a Bolivia, Ecuador y Nicaragua me parece una soberana tontería, porque da por hecho algo que está lejos de ser real, una coordinación política entre todos esos países. La Alianza Bolivariana para las Américas es una superestructura vacía. Es un aparato fundamentado en la voluntad de una serie de dirigentes políticos sin influencia ni en América ni fuera de ella. Me arriesgo a afirmarlo a pesar de que carezco de información, pero utilizo el sentido común y la lógica.

Ya sería bueno que la Alianza Bolivariana para las Américas fuera algo más que una entelequia. Como bueno sería que la Alianza de las Civilizaciones fuera algo más que un vocablo esgrimido por los zapateristas. A mí las dos cosas me parecen ideas abocadas al fracaso en cuanto se las quiera transformar en hechos. Pero estaría bien que al menos se intentara. Iberoamérica es algo más que un concepto, es un hecho muy desarticulado, pero con un fundamento secular. El potencial económico y político de España, Portugal y sus antiguas colonias es formidable. Una amenaza a los intereses anglo norteamericanos, a los franceses y a los indochinos, excluyendo la gran potencia roja. De hecho, si los campanudos bolivarianos tuvieran cerebro en su cráneo, en lugar de ideas gaseosas se interesarían en trabar alianzas económicas y políticas con Pekín o Beiyín.

Las miradas de los progres se vuelven hacia Obama, porque están acostumbrados a mirar a Washington cuando en Iberoamérica se ponen las cosas feas. Hacen bien, porque si Obana ha sucedido a Bush con una cantidad de propósitos que suenan bien en los oídos progres, los intereses anglo norteamericanos no han variado un ápice desde que el horrible Bush cedió la presidencia. Es decir, prestar atención a Obama muestra cordura, lo que resulta idiota es esperar que Obama vaya a enviar un comando  liberador a Honduras para reponer a Manuel Zelaya. Entre otras cosas porque Zelaya se había hecho chavista y su propuesta de referéndum para variar la Constitución (en el sentido de permitirle repetir mandato, algo que tenía muy fácil gracias al voto popular y a su demagogia populista) era ilegal.

El chavismo es una entelequia, pero es también un peligro. No para mí, ni para las personas como yo. Sino para las elites financieras que se están sacando tajada a la crisis que ellos mismos han provocado.

Lo único bueno del chavismo, a mi entender, es que puede remover, agitar, estimular el pensamiento en esa cantidad de cabezas de cerámica que observan pasmados los acontecimientos internacionales, porque la referencia del socialismo se vino abajo en la última década del siglo pasado.

El capitalismo se volvió engreído después de la tragedia de los dinosaurios soviéticos,  y empezó a especular y a traficar y a construir castillos de naipes financieros, hasta que un soplo de viento los ha echado abajo. Y ahora los muy listos pretenden que todo el mundo pague las consecuencias de sus despropósitos, menos ellos, que encima obtienen beneficios y apoyos ¡públicos!, para ellos, fingidos amantes de la iniciativa privada.

Lo que están haciendo hoy los bancos con los créditos (a pequeñas y medianas empresas, a los compradores de viviendas, a autónomos) es un robo puro y duro. Lo que hacen las grandes empresas industriales víctimas de la mala gestión es un agravio para las pequeñas y medianas empresas que se han dejado la piel para sobrevivir.

A mí no me cabe la menor duda de que, si las cosas siguen así, en cosa de unos años la situación social se habrá vuelto irrespirable. Los grandes financieros industriales están convencidos de que, liquidado el socialismo, no hay otra salida. Pero temo que se equivocan. Ignoro por dónde saldrá una nueva y fresca corriente ideológica que acabe con toda esa arrogancia y abuso, me gustaría que emergiera de Iberoamérica, pero venga de donde venga, explotará como un forúnculo infectado. Me cogerá ya viejo, pero me gustaría vivir lo suficiente como para poder ver los primeros frutos de esa nueva oleada revolucionaria.

A mí Chaves, Zapatero y toda esa caterva de demagogos me caen fatal, y dudo que de ahí vaya a salir nada positivo. Pero acaso sin darse cuenta estén estimulando las ideas en las cabezas de las personas que hasta ahora parecen llenas de cemento o serrín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s