El primer vernissage de Toni Camaró

Posted on Actualizado enn

venusToni Camaró ha entrado en la nómina de los artistas españoles. Mejor dicho, entrará en cuanto venda uno de sus cuadros, expuestos públicamente desde el viernes, día 21 de noviembre, en la planta 14 de un rascacielos de Valencia que contiene tres hoteles. Es la regla: sino vendes, no eres artista sino creador.

Los precios producen mareo. De mil euros para arriba. No los ha puesto Toni, sino su marchante.

Quién se lo iba a decir a Toni hace un año. Que entraría por una puerta bien ancha en el complejo (o mercado) del arte.

cristo-con-un-amigueteComo se puede observar por las fotos adjuntas, Toni Camaró es pintor. Un artista con estilo propio, que es la mayor obsesión de los artistas. Y un estilo que gusta, al menos a su marchante, que ha invertido unos eurillos en esta primera exposición. Un estilo que puede infiltrarse en el rompecabezas del arte contemporáneo y (especular es gratis) lanzarlo al estrellato, al Guggenheim, al Moma, al Mncars, al Ivam…

Aquí tienen ustedes a un pintor que se ha hecho a sí mismo. Aunque Toni ha estudiado Bellas Artes, no se le nota. Lo académico no va con él (imaginarlo con levita es una fantasía extraplanetaria), aunque no le hace ascos a nada ni a nadie. Toni es una pequeña borrasca que circula por la geografía valenciana creando vértigos, y por la topografía emocional creando afectos. Si le dejan salirse del mapa meteorológico regional, empezarán a verse turbulencias camaronianas en las galerías de media Europa.

reunion

Sus cuadros dan la primera impresión de ser un atrevimiento de aficionado. Si lo fueran, tampoco pasaría nada, porque la historia de la pintura moderna abrió hace tiempo la galería de personas que jamás pensaron acabar en un museo (paredes, suelo o colgados en el aire como un ahorcado), y terminaron creando escuela.

A mí Toni Camaró me evoca a las primeras vanguardias, que fueron las únicas y las auténticas, las que no querían ni siquiera ser vanguardias. Una vez se lo dije, y no me desautorizó, ni tampoco me dio la razón: Es como si hubieras tomado un poquito de Gauguin y de Van Gogh, otro poquito de Ensor, de Solana, de Max Beckmann, de Modigliani, incluso de Brancussi, hubieras mezclado esas adherencias en tu cabeza agitanada, y hubieras dejado que la ensalada pictórica fovista-jineteazul-puente se hubiera escurrido por tus manos y pinceles y paletas hasta los lienzos.

El resultado es una pintura aparentemente ingenua, aparentemente naïf, aparentemente borderline. En la creación gráfica todo es aparente, así que es lícito aparentar, trasquilar, burlarse, ser muy serio, pintar parábolas o reflejar sensaciones.

Toni es una persona de traslúcida vida interior, así que cuando él titula a un cuadro El Cristo hecho Rasta o El juicio ante la mirada, no hay trampa, ni ocurrencia falaz. Lo que el ojo del que mira ve representado es exactamente lo que se forjó en la mente de Toni.

mediumA este su primer vernissage acudieron 432 personas. Todos amigos suyos. Conozco a pocos individuos capaces de convocar a tanta gente. Se acabó el cava y el vino tinto. Lo pasamos muy bien. Y pudimos observar la noche de Valencia desde las alturas.

Toni Camaró practica yoga, medita, reza y reparte bendiciones y sonrisas desde hace muchos años. Antes estuvo atrapado en las patas del pulpo mamón, y librarse de ellas le costó lo suyo. Es uno de los operadores de equipo (de televisión) más intuitivos que conozco, y a la vez domina como pocos la técnica. Esto le facilitó adaptarse como un guante a la escuela de Bellas Artes de Valencia. Desde su juventud ha pasado por tantas ratoneras, que le sobran recursos y experiencias para pintar durante dos vidas más que completara. Suele decir que la condena a reencarnarse no le molesta en absoluto, porque disfruta de la vida como un niño.

Una persona así tiene que ser un buen artista.

La exposición se encuentra en la cafetería del hotel Gran Valencia – Eurostar. Calle Valle de Ayora, estación de metro de Beniferri.

Anuncios

5 comentarios sobre “El primer vernissage de Toni Camaró

    Isabel González escribió:
    27/04/2009 en 09:31

    Me parece una pintura fuerte, fresca, atrevida, llenisima de luz y color. Nos traspasa a un mundo distinto.
    Espero un futuro para Toni Camaro lleno de exitos como artista.

    felipe garin escribió:
    29/11/2009 en 21:30

    es un pintor lleno de emtusiasmo y fuerza de gran alegria de colorido ss trabaja como sigue su obra llegara lejos se recordera como uno de los pintores del siglo xxi

    Oscar Blasco Serna escribió:
    19/07/2010 en 10:08

    toni es el mejor, gran persona y fuerte como atísta una apuesta segura para el arte contemporáneo.

    gudea de Lagash escribió:
    06/10/2010 en 19:34

    ¡Hola Toni! buscando algún referente de mi apellido: Camaró, he tropezado contigo. Curiosamente mi familia por parte de madre es toda Valenciana, y hasta ahora los limitados “Camaró” que he encontrado forman parte de mi. No me preguntes el por qué te estoy escribiendo esto; quizá por la ilusión de ver mi apellido fuera de la escena familiar.
    Un abrazo, y suerte con tu carrera; por cierto: mi hijo mayor también estudió Bellas Artes por la San Jordi. Curioso ¿No?
    Gudea de Lagash

    esperanza méndez escribió:
    25/07/2011 en 15:43

    Toni Camaró es un ARTISTA, el colorido y la fuerza de su pintura no tiene rival…. Impacta su estilo personal! ´´Animo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s